Aprende a probar el vino como un catador profesional

Cómo preparar la cata de vinos

Quiero hablarte de cómo preparar una cata de vinos como todo un profesional. Es un proceso educativo que con el tiempo podrás mejorar.

Luego quiero entrar en detalles sobre cómo la “vista” es una parte esencial de una cata de vinos, y enseñarte cómo observar los vinos de manera divertida.

Así que, aquí está todo lo que necesitas para prepararte:

  • Escoge varios vinos. Dos o tres vinos están bien.
  • Copas de vino pequeñas – si son de degustación mejor, pero las copas de vino normales están bien.
  • Ten una toalla a la mano para los derrames.
  • Prepara un cuaderno y un bolígrafo para tomar notas.
  • Papel blanco
  • Asegúrate de tener un cubo para escupir o una taza
  • Consejo: ¡cuidado con la ropa!

¡No puedes estar borracho y aprender!

A la gente no le gusta la idea de un cubo para escupir, pero déjame decirte que no quieres emborracharte en una cata de vinos. Repito: NO PUEDES estar borracho y aprender. Estas dos no son compatibles. ¡Así que, déjalo y coge el cubo!

Ahora, ver y observar el vino

Una vez que hayas elegido tus vinos, vierte una pequeña cantidad en las copas. Coloca las copas sobre el papel blanco e inclínalo para que puedas ver el vino sobre la superficie blanca.

En tu cuaderno, haz una tabla y escribe los colores que ves, la claridad, opacidad que puedes ver, y cualquier otra cosa que sea interesante sobre la vista del vino.

Aquí hay un ejemplo de lo que podrías escribir durante la parte de la vista de una cata de vino tinto:

Vino 1 Vino 2
Color rubí Color púrpura
Pálido Medio pálido
Muchas burbujas No hay burbujas
Nubosidad media Muy nublado

Cabe señalar que tanto el vino tinto como el blanco se vuelven más marrones con el tiempo. El proceso de oxidación hará que los vinos tintos tengan un color ligeramente más claro (porque los pigmentos son pesados y flotan hacia el fondo) y que los vinos blancos sean ligeramente más oscuros.

Pasemos a otra parte importante de una cata: Olfatear, la parte más difícil de una cata de vino.

Hay tres niveles de aroma…

Cuando se aprende a oler el vino, hay tres niveles de aroma: primario, secundario y terciario.

Primario = olores que provienen del viñedo y del proceso de cultivo de la uva.

Secundario = olores que se originan en la bodega mientras las uvas fermentan.

Terciario = olores que se acumulan mientras el vino envejece en la bodega.

Pero, ¿cómo traducimos esto a la vida real mientras estamos oliendo el vino?

Coge una de las copas de vino y hazla girar. Esto oxigena el vino y realmente saltan los aromas para que puedas olerlo bien.

Con los vinos tintos, los olores primarios típicos serán aromas de frutas rojas, frutas negras, cerezas, cerezas, ciruelas, etc.

Con los vinos blancos, puedes oler manzanas, peras, melocotones, etc. A medida que se continúa girando, también se pueden percibir aromas que contienen diferentes niveles de maduración:

Un vino puede tener un olor más maduro, más descompuesto o cocinado que otro. Los olores secundarios pueden o no incluir un olor a “desnudo”.

Algunos pueden ser ligeramente picantes… o no. Y en el caso de los olores terciarios, se puede percibir un aroma ligeramente coriáceo. Todos tus hallazgos deben ser registrados en el cuaderno para poder registrar y recordar estos olores.

Llega la parte final y vamos poner en prueba el paladar.

Esta parte trata de llevar la información de tu boca al cerebro. No es subjetivo como el olor del vino, sino que es objetivo. Cuando se prueba un vino, no es necesario preocuparse por los sabores, que normalmente coinciden con los olores (si no es así, sería interesante, ¡así que apuntalo todo!).

Debes tener en cuenta el contenido de alcohol, la acidez, el nivel de azúcar, etc.

Gracias a los ácidos ascórbicos se evita la posibilidad de quiebra oxidásica.

Observaciones estructurales

En tu cuaderno, apunta la siguiente información:

Alcohol – ¿El vino desprende gases o tiene un sabor picante?

Acidez – ¿Saliva la boca? Cuanta más saliva se produzca durante la degustación, mayor será la acidez del vino.

Cuerpo – ¿Tiene el vino un sabor más completo y redondo que el otro?

Nivel de azúcar – No confundas lo dulce con lo afrutado.

Taninos (sólo en el vino tinto) – ¿Qué nivel de sabor deja el vino en la boca?

Lugares bonitos y economicos para viajar

España es un país bastante diverso, copado de sitios encantadores como ciudades y pueblos con años de historia y tradiciones, playas alucinantes y parques naturales. Es perfecto para unas buenas vacaciones, puesto que hay para el agrado de todos. Algunos lugares implican un menor gasto que en otros, entre ellos están:

Lanzarote: su naturaleza abruma de tanto que hay para visitar, como la Cueva de los Verdes y el Parque Nacional, además de sus fabulosas playas. Para quienes buscan el ámbito cultural podrían ver el Castillo de San José, la Casa Museo de César Enrique o La Geria (zona vinícola de varias bodegas). En cualquiera de sus rincones tendrá por igual, el espectáculo de su sol poniente con la brisa fresca del mar.

Cádiz y Huelva: todas estas playas conforman la Costa de la Luz, son extensas y bastante cambiantes; además el tono que toma la orilla al atardecer, con su arena rubia y aguas claras, la convierten en un sueño tanto para lugareños como para visitantes. Es ideal para la práctica de bodyboard y kitesurfing.

Granada: una vez que conozca La Alhambra, siempre le parecerá un buen plan ir de nuevo; no solo por su belleza arquitectónica, sino por el ambiente que lo envuelve. Otros lugares atractivos son el Paseo de los Tristes, La Capilla Real y el Mirador de San Nicolás; hay tantos para escoger, que difícilmente se podría precisar cuál es el más bonito. Si desea pasar a algo de mayor calma, llegue hasta la zona de la Alpujarra Granadina, donde le esperan una gran paz y quietud que caracterizan a los pueblos blancos, como Capileira y Pampaneira.

Trujillo: no se pierda de ir al Castillo de Trujillo, está localizado en la cima de un cerro desde el que regala increíbles panorámicas de la ciudad y sus alrededores. Aparte, el confort de hospedarse en sus hoteles, que fueron palacetes en otras épocas, y las delicias de su oferta gastronómica, lo harán sentirse en el cielo. Sus paisajes y calles nostálgicas lo hacen el destino ideal para una escapada en pareja.

Una vez preparadas las maletas solo basta con que le dé una última revisión al coche. Si precisa de reparar o reponer un repuesto, visite www.piezasdesegundamano.es; donde una vez hecha la solicitud, diferentes empresas del sector le contactarán para ofrecerle diversas opciones y así pueda elegir la que considere pertinente. No tendrá que invertir mucho tiempo ni dinero, y pronto estará listo para emprender el viaje.