Cómo actuar ante una negligencia médica

En este artículo te vamos a contar cómo puedes actuar correctamente ante una reclamación por negligencia medica.

 

Cuando se puede reclamar negligencia medica

Vamos a hacer un listado con los casos más comunes en los que se puede reclamar negligencia medica:

  1. El retraso en el diagnóstico suele ser una de las razones más comunes por negligencia médica.
  2. La consecuencia más directa de lo anterior es por lo tanto el error de diagnóstico o una incorrecta interpretación.
  3. Otra de las causas es la inadecuada prescripción de medicamentos, con lo que pueden darse consecuencias graves en el paciente.
  4. El desvío en las buenas prácticas médicas siguiendo los protocolos sanitarios. Un error puede ser el decisor entre la vida o la muerte de una personas.
  5. La transmisión de enfermedades infecciosas a través de la transfusión sanguínea. Un ejemplo de ello son el SIDA o la Hepatitis.
  6. Un error en el resultado de una operación estética. Es un cambio que nos va a acompañar toda la vida.
  7. Posibles daños producidos por el material quirúrgico o su olvido en el interior del cuerpo del paciente.
  8. Tardanza en la asistencia de urgencia con el posterior fallecimiento del paciente. Por ejemplo, que tarde en llegar la ambulancia.
  9. No informar bien al paciente sobre posibles efectos secundarios o consecuencias de una intervención quirúrgica. El paciente siempre debe estar informado sobre todos los procesos que va a sufrir.
  10. Una posible falta de supervisióny seguimiento del paciente tras una operación.

 

Cómo paciente, tienes derecho

Todos los pacientes deben ser conscientes de los derechos que posee. Por lo tanto no se le debe privar de ninguna información si se trata de enfrentarse a una prueba médica o a una operación.

En este caso, tus derechos como paciente son los siguientes:

Tienes derecho a conocer el diagnóstico de tu enfermedad. Además, el personal sanitario tiene la obligación de contarte todas las consecuencias posibles que de ella se derivan. Solo de esta manera el paciente podrá decidir libremente si se somete a algún tipo de intervención hospitalaria o no.

El paciente tiene derecho a un consentimiento informado y el personal sanitario tiene el deber jurídico de ofrecerle dicha información.

Al igual que la información sobre tu enfermedad, tienes derecho a conocer los riesgos de tu tratamiento. Se trata de informar al paciente sobre las consecuencias directas e indirectas de una posible intervención. El paciente debe conocer en todo momento cómo será su vida y los riesgos que presenta el sometimiento a dicho tratamiento.

En caso de que el médico no te facilite dicha información, incurrirá en un delito de responsabilidad médica. De esta manera se podrá realizar una reclamación por negligencia medica.

Deja un comentario