Trabajos verticales: uno de los trabajos más peligrosos

trabajos verticales

Entre los trabajos que se consideran más peligrosos de la actualidad y no es para menos son los trabajos verticales (haz clic en el siguiente enlace para más información: http://www.proliser.com/). Estos se pueden llamar también técnicas de acceso mediante posicionamiento de cuerdas.

Los trabajos en altura se componen de una línea de seguridad o cuerda que está fijada en un soporte o superficie de forma independiente. Junto con otros dispositivos y accesorios específicos para estos trabajos, permite acceder a sitios que de otra forma no podríamos.

Consideramos bajo ese nombre solamente a los trabajos que hacemos en altura, en los que quién los realiza está suspendido de su cuerda de trabajo. Estos trabajos y las técnicas se encuentran regulados por el Real Decreto 2177/2004.

En la actualidad se encuentran entre los trabajos más demandados. El hecho de contar con profesionales cualificados que puedan acceder a sitios de altura donde no es capaz de llegar una grúa o escalera, lo hace la opción más viable.

Pero sin embargo por el simple hecho del trabajo en sí y aunque la persona que lo realice sea un trabajador ejemplar y cualificado, este tipo de trabajos lleva un riesgo asociado. Son riesgos específicos asociados a la actividad y que siempre tendremos que tener presentes.

 

¿Que clase de riesgos se pueden correr a la hora de realizar trabajos verticales?

Cada caso concreto necesitaría una evaluación propia, puesto que, como trabajo vertical, se considera cualquier trabajo que sea desplazarse por una cuerda. En esta definición entrarían tanto edificios, como monumentos, como cuevas.

Los trabajos de técnicas de posicionamiento mediante cuerdas tendrán dificultades diferentes si se trata de una zona con viento, o una zona con poca visibilidad y húmeda como puede ser el acceso a un túnel o una cueva subterránea.

 

Descuelgue para trabajos verticales

Para los trabajos en altura finalizado a la rehabilitacion de fachadas, se utilizan arneses para descender cuando la situación de acceso es difícil.

Y es que esta técnica no es otra cosa que el descenso por paredes verticales mediante el deslizamiento por una cuerda y materiales de seguridad enlazados al cuerpo.

Como hemos mencionado antes, este trabajo solo puede realizarse a través de verdaderos especialistas. El equipo de seguridad con el que debemos contar se compone de:

  • Cuerdas
  • Arneses
  • Mosquetones
  • Puntos de sujeción

Puesto que esta técnica es la más peligrosa para el operario, este debe conocer al máximo la tarea que va a realizar y los diferentes momentos de mayor peligro.

Existen medidas de prevención y protección que tanto empresas como trabajadores deben respetar. Cuando nos dedicamos al abrillantado de cristales en altura o a rehabilitar una fachada, hay que conocer todos los requisitos técnicos y de seguridad. Es decir que solo se deben realizar estos trabajos verticales cuando el operario conoce todas las medidas de seguridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *